miércoles, 1 de marzo de 2017

Cómo conseguir que un hombre maravilloso se case contigo


Haremos un breve resumen. 

Te interesa un hombre con ciertas cualidades (guapo, con sentido del humor, respetuoso, trabajador, etc), sin embargo ¿no crees que él también tiene derecho a exigir cualidades a una mujer? ¡Claro que sí!

Si tú quieres un hombre limpio, tendrás que cuidar tu higiene. 
Si quieres un hombre culto, tendrás que culturizarte tú también.
Y así siempre.

Los opuestos no se atraen, es al contrario. Se atraen los iguales.

Por lo tanto, lo más adecuado es que hagas una lista de cualidades de tu hombre ideal y al lado, creas otra columna, para tí. En esta segunda columna tienes que ir poniendo ok cuando tú misma ya hayas adquirido esas mismas cualidades.

Puedes tardar meses o incluso más, hasta que tengas las cualidades o habilidades que exiges al hombre que quieres en tu vida. Pero es un paso necesario. 

Desarrollar estas nuevas facetas de tu personalidad o estos hábitos, además, te darán mucha autoconfianza. La seguridad en tí misma, te permitirá atraer hombres como a tí te interesan.

Imaginemos que ya tienes algunos admiradores persiguiéndote y hay alguno que te interesa. Pues tú, tendrías que actuar como si fueras la jefa de una empresa en la que tienes que vigilar al candidato para el empleo. Sé amable pero no dés demasiada información sobre ti ni te abras rápidamente, ya que no conoces bien a tu candidato. Poco a poco podrás ir conociéndole, y si se lo gana, pues vas dándole más privilegios. En eso consiste un poco.

Cuando el candidato no tenga un comportamiento adecuado, no se lo debes consentir. Simplemente aléjate de él sin miedo y sin muchas explicaciones. Te mereces sólo lo mejor. Y no estés todo el día quejándote... si tienes vida e intereses propios, cuando él te falle, tú simplemente dedica más tiempo y energía a tí y menos a él. Las acciones cuentan más que las palabras, al menos para un hombre.

Y sobre todo, no olvides que enamorarse es una decisión personal. En el momento en que decides enamorarte de un candidato y ofrecerle todo, perdonarle todo, permitirle todo.... en ese mismo momento, sentencias la relación.  Puede que luego dure unas semanas o unos años. Pero  tendrá fecha de caducidad.

Si lo pones en un trono, no te valorará.

Las mujeres a las que se les propone matrimonio, son cariñosas pero no dan demasiado y huyen si no obtienen lo que quieren. Sin miedo. Y este es el tipo de mujeres que se casa con el hombre que desea.